montañismo, montaña, rescate, alpinismo, escalada, rappel, iztaccihuatl, gias montaña, orizaba, nevado

 

Alpinismo

Escalada y Rapel

Rescate

Volcanes de México

Los Alpes

Técnica y Ciencia

Enlaces

 


Expediciones a los Alpes
12 Agosto
RESERVACIONES
 


Diplomado Guía alpino
Inicio: 26 Agosto
RESERVACIONES
 


CURSO DE ALPINISMO
Inicio 8 Marzo
INSCRIPCIONES
 


CURSO ESCALA ROCA
Inicio 8 Marzo
INSCRIPCIONES
 

 

 

 

                                                                                     Regresar a Técnica y Ciencia
 

Seguridad en la Escalada Deportiva

Elaborado por Franco Grasso

 

 

La escalada deportiva es un deporte practicado hoy en día por muchas personas, en lugares equiparo como son escuelas de rocas y paredes con rutas deportivas.

Si excluimos el bouldering (escalada de bloques) no podemos considerar la escalada solo por su gesto atlético, ya que esta, en todas sus formas, requiere de técnicas idóneas de aseguración y autoaseguración, para evitar el riesgo de caídas traumáticas.

Si por un lado muchos escaladores experimentados han desarrollado con el tiempo sus estrategias para moverse con desinhibición y seguridad en las escuelas de roca, por otro lado cabe mencionar que hay muchas más personas inexpertas que escalan d forma improvisada, sin las nociones necesarias o la guía de un compañero experto.

En este articulo, se evidencian algunos factores de riesgo que suelen conllevar accidentes.

Normalmente en la escuela de roca, se escalan “monolargos”. Es posible escalar de punta, colocando las anillas en los bolts, o escalar “de segundos, mejor dicho en Yoyo, con la cuera desde arriba, pasada adecuadamente por la reunión.

Las rutas puedes ser escaladas “on-sight”, o sea “a vista”, escalada por primera vez sin ninguna caída y ocupando para la progresión solo los agarres y las pisaderas de la pared; por supuesto, este es el tipo de ascensión más prestigioso y gratificante, ya que requiere de no solo de capacidades técnicas si no también de táctica y muchísimo entrenamiento.

De otra forma, se puede escalar rutas “rotpunkt” o “trabajadas”, sin caídas (encadenadas) pero después de varios intentos. Durante la ascensión s posible sujetarse a la cuerda (resting), pidiendo al compañero de poner la cuerda “tensa”.

¡Pero también es posible caer! Por esto no hay que olvidarse de la necesidad de conocer los sistemas de aseguración y las técnicas y secuencias para volver segura la practica de la escalada; así que el mej0or escalador será el que prestará mucha atención a la incolumidad propia y a la de sus amigos, contando aun con las técnicas y las herramientas para solucionar eventuales inconvenientes.

Con honestidad y sinceridad hay que decir que la “autodidáctica” en escuela de roca, definitivamente no ayuda a mover los primeros pasos con seguridad y que la experiencia que se madura con el tiempo, tampoco puede siempre sustituir la guía de un experto o un instructor, que es la cosa más recomendable, aun más cuando no es posible distinguir claramente entre escuelas de roca y terrenos de aventura.

A diferencia de la escalada en terreno de aventura, la deportiva no suele presentar grandes  riesgos ambientales, sin embargo, los problemas no dejan de presentarse. Según las estadísticas de intervenciones del Socorro Alpino Italiano, se evidencia que las causas de los accidentes, derivan casi siempre de pequeñas negligencias o banales errores. Desafortunadamente, en algunos casos las consecuencias son dramáticas.

Entra las causas principales se evidencian:

_ inexperiencia general

_ Distracción y superficialidad en las maniobras de aseguración.

_ Armado de Yoyo errados.

_ sistema de aseguración al primero de cordada no idóneo

_ Falta de conocimientos sobre usos de frenos y aseguradores.

_ Falta del nudo en el cabo libre de la cuerda.

_ Levantamiento del segundo en caso de caída del primero.

_ Errores en técnica y secuencia de rappel.

_ incomprensión  en comunicación de cordada.

_ nodos errados (En escuela de roca se amarra uno muchas veces durante el día).

La seguridad en la escalada no depende exclusivamente de las herramientas; esto significa que además de la necesidad de contar con materiales certificados CE, también es necesario saber usarlos con pericia.

Las herramientas personales están reconocidas en Europa con las normas CEN. (Comité Europeo di Normatividad) como

EPI (Equipo de Protección Individual).

Además de las normas CEN, existen las normas intencionales con la marca UIAA (Unión Internacional de las Asociaciones de Alpinismo) que, aunque no obligatorias, tienen extensión mundial.

Por lo tanto, todas las herramientas certificadas deben de reportar, en evidencia, las marcas CE o la UIAA.

 

En seguida se propine el elenco de las herramientas de seguridad más ocupadas en la escalada, y que presentan las marcas UIAA y CE. Cabe mencionar que existen algunas propuestas de normas sobre los agarres y las estructuras artificiales de las salas de escalada (prEN 12572-3 e prEN 12572-2) y que todavía no existen normas para el equipado de paredes naturales; esto significa que la evaluación critica hacia los materiales de equipado (reuniones, anclajes, etc.) ¡es siempre necesario!

 

EQUIPO A NORMA CEN y UIAA

Pos.

Denominación

Norma CEN

Norma UIAA

1

Cuerdas

EN 892 - Dynamic Mountainering Ropes

101

 

2

Conectores (mosquetones)

EN 12275 - Connectors

121

3

Arneses

EN 12277 - Harnesses

105

4

Cascos

EN 12492 - Helmets

106

 

Cordinos

EN 564 – Accesory Cord

102

6

Cintas

EN 566 - Slings

104

7

Cuneos

EN 12270 - Chocks

124

8

Cuneos expansión

EN 12276 – Frictional Anchors

125

9

Clavos para roca

EN 959 – Rock Ancors

123

10

Clavos

EN 569 - Pitons

122

 

 

La técnica de aseguración viene siendo la operación más delicada en la escalada deportiva también en monolargos, siendo su rol esencial para la seguridad. “Asegurar” significa detener el compañero en caso de caída así como sujetarlo para que descanse entre un paso y otro.

Con esta finalidad, además del uso forzoso de las curdas dinámicas para el Alpinismo, es útil y ventajoso predisponer una reunión dinámica usando herramientas (aseguradores) adecuados, que no bloquean la cuerda bruscamente.

De hecho, la mayoría de los que se suelen ocupar, como por ejemplo los aseguradores mecánicos, no cuentan con estas propiedades.

Los aseguradores como el ATC, el Ocho, el Nudo Dinámico y otros, cuentean con características dinámicas y, junto con la cuerda dinámica, ayudan a absorber la energía de la caída y a disipar la fuerza del choque. Su funcionamiento no es automático y requiere de la acción activa y fina de la persona que asegura. Los aseguradores como el Gri-Gri, Yo-Yo, Rope Controller, etc., tienen características estáticas y, sin la intervención de la persona que asegura, bloquean automáticamente la cuerda. Sin embargo, no permiten una disipación suficiente parte de la energía de caída generada y por lo tanto procuran un estrés muy elevado a la cadena de seguridad, especialmente, a todos sus elementos estáticos (reuniones y anclajes).

En todo caso, independientemente de las herramientas que se ocupen, siempre es importante tener una atención constante, no alejarse demasiado de la pared, dar la cuerda al compañero de forma oportuna.

Asegurar con el asegurador directamente al arnés, en la escuele de roca (monolargos), el la técnica más ocupada, siendo muy evidente la comodidad.  No obstante, muchos accidentes han evidenciado algunos aspectos críticos de esta técnica. Antes que nada, cuando se adopta esta técnica es importante que asegure cuente con un punto de autoseguros, aun más cuando existe una grande diferencia de peso entre los dos compañeros o si las condiciones de la pared lo imponen (base incomoda y expuesta a barrancos). De hecho puede pasar que en caso de caída del punteado, sin roce de cuerda, se genere una fuerza de choque muy elevada sobre quien asegura, tanto de procurar un levantamiento muy brusco que puede poner en riesgo la incolumidad de toda la cordada.

Entonces es importante que el asegurador se autoasegure siempre, a los anclajes o, si no hay, a un árbol, a una piedra u otro.

 

Hablamos ahora del casco, un elemento fuera de moda entre los escaladores de monolargos. ¿Pero es verdad que sea tan inútil?

Reportamos un hecho de crónica, desde la experiencia del Socorro Alpino Italiano: En una escuela de roca A.B., una chica joven asegura al arnés, sin autoasegurarse a su compañero que puntea el monolargo.

Para asegurar, ocupa un asegurador automático y ambos no cuentan con casco.

Todo procede bien, hasta cuando el punteado se cae; la cuerda escurre en la última anilla, casi sin roce, ocasionando el levantamiento violento de la persona que asegura. Por mala suerte o por cualquier otra fatalidad A.B. se pega violentamente la cabeza contra una roca que se asoma de la pared y se procura un gravísimo trauma cranico, lamentablemente, con consecuencias fatales.

 

Antes de escalar, hay que colocar todo el equipo necesario (¡Sin exagerar!) procurando contar con un cordino de kevlar de 1,5 metros, una cinta cocida y una argolla de fierro (con rosca) de abandono y algunos nuts y friends si la ruta no está suficientemente equipada.

Durante la escalada, también hay que contralar recíprocamente los nudos de cordada y las maniobras de aseguración. En caso de retirada nunca se debe de bajar al pountreador directamente sobre de un cordino o cinta colocado al ultimo anclaje, ya que estos, debido al calor que se genera tras el roce con la cuerda, se puede cortar fácilmente. Para esta maniobra, es necesario usar un mosquetón o una argolla de fierro (con rosca).

 

No se leso vide de amarrar el cabo libre de la cuerda al asegurador o, por lo menos, hacerle un nudo sencillo (o a la bolsa de la cuerda) para evitar que la cuerda no sobresalga accidentalmente del asegurador durante la bajada del punteador.

La técnica de aseguración en Yo-yo nunca se tiene que subestimar; la bajada se tiene que llevara cabo lentamente ya que, aunque parezca banal, a veces estuvo causa de graves incidentes debidos al uso impropio de las reuniones, a la distracción de quien asegura o a la sobresalida de la cuerda del asegurador (porque el cabo libre no contaba con nudo)

Cuando se asegura en Yo-yo al segundo, es buena norma dejar la cuerda anillada también a la última anilla (antes de la reunión) y evitar que la cuerda esté floja, en las operaciones de recupero, durante la escalada.

Las mejores reuniones son las que cuentan con dos bolts o spits, juntados con una cadena y con un mosquetón de rosca al centro. Desafortunadamente, de estas casi no hay y, casi siempre, las reuniones cuentan una cadena con una argolla cerrada (no tan frecuente) o hasta con solo dos argollas por cada bolt.

 

Sin embargo, es muy frecuente encontrar rutas incompletas, con reuniones faltantes o mal equipadas. Por esto, hay que considerar que una ruta que no cuente POR LO MENOS con:

 

  1. Anclajes a expansión colocados pertinentemente (bolts o Spits).

  2. Anclajes de progresión cada 3 metros aprox.

  3. Reunión final con dos anclajes y una argolla por cada anclaje.

 

Cuan do la ruta de escalada no presenta estas características, significa que NO ES una ruta de escalada deportiva, y que necesita de una mayor capacidad de evaluación de los riesgos y el uso de técnicas avanzadas (como la pertinente integración de las protecciones) que implican conocimientos superiores (Alpinismo) por parte del escalador.

 

Desafortunadamente, debido a la variabilidad del armado de rutas y a la imposibilidad de poder establecer fácilmente la idoneidad o menos de cada lugar para la escalada deportiva por parte del escalador, en necesario omitir las secuencias de operaciones de las maniobras de armado de Yo-yo y del Rápel, ya que sin una correcta evaluación (que se adquiere solo a través de un curso), estas pueden ser causas de accidentes graves.

 

Artículos relacionados
El Alpinismo

Secuencia de maniobras de rappel en multilargo

 

Compártelo:  Facebook  Twitter  Google  Yahoo  Blogger  MySpace
dc
                        Menéame  Blogmarks  Technorati  WordPress  Delicious

 

Regresar a Técnica y Ciencia

La montaaña con profesionalidad, estilo y extrema seguridad

 

ItalianTREK® "La Montaña Para Todos" para todos - Todos los derechos reservados 2009